PrensaTurismo
Tendencia

Se adelantaron las ballenas a Nuestras costas

 

En este momento sin turistas, los cetáceos se adelantaron un mes y ya se los divisó en el muelle Storni, listos para comenzar a reproducirse y, a lo largo de siete meses, enseñarles a sus crías a nadar. Todo un espectáculo.

Aunque no hay turistas para disfrutar del avistamiento, las ballenas ya están visibles desde la costa de Puerto Madryn. Y tal vez porque hay menos gente es que ya se descubrieron dos ejemplares adultos de la especie franca austral en la zona norte de la ciudad cerca del muelle Storni.

La Ballena Franca Austral, declarada Monumento Natural Nacional en 1984, es uno de los mamíferos más grandes de todo el mundo: un macho promedio mide unos 15 metros de largo y pesa alrededor de 50 toneladas. La temporada oficial para el avistaje empieza en junio y dura hasta mediados de diciembre: durante siete meses aprovechan las aguas calmas de los golfos Nuevo y San José para reproducirse, dar a luz y acompañar a sus ballenatos en las primeras incursiones por el fondo del mar. Por sus condiciones naturales, Península Valdés fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999 y es uno de los 10 mejores lugares del mundo para ver ballenas.

A sólo 15 kilómetros de la ciudad se encuentra el Área Natural Protegida El Doradillo, uno de los mejores lugares para ver de cerca las rutinas de cortejo, los nacimientos y cómo las ballenas madre les enseñan a nadar a sus crías de una punta a la otra de la playa. De acceso libre y gratuito, es un espectáculo único en el mundo que se recomienda maridar con unos mates y canasta de picnic.
El avistaje costero es una experiencia totalmente diferente, complementaria a la que se realiza embarcado que parte de Puerto Pirámides, el único pueblo dentro de la Reserva Natural Península Valdés. En lanchas, gomones y catamaranes, estas excursiones se extienden durante una hora y media, y se pueden hacer durante el día o bajo la luz del atardecer, guidas por expertos en naturaleza con muchísimo conocimiento en la materia, siempre listos para divisar ballenas a lo lejos.

Esperemos tener la posibilidad de visitar Madryn antes de que se vayan, si el coronavirus y las autoridades lo permiten.

Fuente: perfil.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba