PrensaTurismo

Cómo es “Islote Lobos”, la reserva que se convertirá en Parque Nacional

San Antonio es el ejido privilegiado

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles 15 la ley para que el Complejo Islote Lobos, un área natural protegida de Río Negro ubicada en el centro del golfo San Matías, reserva de lobos marinos, pingüinos, aves y moluscos, se convierta en el parque nacional número 40 en el país y el segundo de la provincia.

El Complejo Islote de Lobos, que funciona como reserva provincial desde 1977, es un ecosistema con una gran biodiversidad de fauna marina y vegetación, entre la que se destacan las variedades de arbustos resistentes a la salinidad de la zona.

 

En el camino a convertirse en parque nacional, en noviembre de 2020, la Legislatura de Río Negro aprobó por unanimidad un proyecto de la gobernadora Arabela Carreras para ceder al Estado Nacional el dominio y la jurisdicción del Área Natural Protegida “Complejo Islote Lobos”, mientras en octubre de 2021 el Senado de la Nación dio media sanción a la iniciativa para elevar el complejo a la máxima categoría de área a conservar en su estado natural.

Ubicada a unos 50 kilómetros de Sierra Grande, en el departamento de San Antonio, en sus orígenes tenía unas 2.400 hectáreas, aunque tiempo después se determinó que se protegería un sector aún más grande, por lo que en total son alrededor de 4.000 hectáreas, incluso una parte sobre el mar.

Qué animales y plantas se pueden ver

Entre las especies más destacadas se encuentran los lobos de un pelo, los más habituales en Sudamérica, y los lobos marinos de dos pelos que son nativos de la región Antártica.

Otra de las especies más emblemáticas de la reserva son los pingüinos de Magallanes. 

Además, en el complejo hay muchas especies de aves, incluido un sitio de cría del gaviotín real, una importante colonia de gaviota cocinera o nidificaciones de especies de ambiente húmedo como biguás, garzas brujas, las moras y las blancas.

En sus aguas pueden encontrarse variedad de cetáceos como el delfín nariz de botella, delfín común, delfín oscuro y la ballena franca austral. Las restingas y aguas costeras en torno a los islotes, son hábitat de caballitos de mar y varios tiburones y rayas que se acercan a desovar.

El Golfo San Matías es un sitio único de biodiversidad y patrimonio natural de la Patagonia, además de fuente de recursos naturales y polo turístico de envergadura gracias a sus playas privilegiadas por sus aguas cálidas y limpias.

Gracias a un particular ensamble y sus características naturales, el complejo Islote Lobos constituye un paisaje de gran relevancia para la conservación, pero también para el turismo de naturaleza.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba