PrensaTurismo

Patagotitan: El gigante de Trelew

Es una réplica del dinosaurio más grande del mundo a tamaño y actualmente es uno de los atractivos turísticos de Trelew.

El dinosaurio más grande del mundo está colocado en el ingreso la ciudad chubutense de Trelew como emblema turístico de la ciudad.

Se trata de una réplica que se realizó en Alemania.

El titanosaurio se encuentra emplazado en el acceso norte de la ciudad sobre la ruta 3, tiene 40 metros de largo, 20 metros de altura y 16 toneladas de peso.

El monumento emblema de Trelew es la réplica del dinosaurio más grande del mundo.

La misma recibe a los turistas que llegan del norte del país.

Desde Alemania llegaron siete contenedores con la totalidad de las piezas que fueron ensambladas por técnicos alemanes, en conjunto con científicos pertenecientes a la Fundación Egidio Feruglio.

Los restos del dinosaurio más grande de los que hasta ahora se haya descubierto fueron hallados en proximidades de la localidad de Las Plumas, al oeste de Trelew donde se cree hay enterrado un verdadero parque jurásico.

El hallazgo lo realizó un peón rural. El mismo descubrió un fémur que “es el equivalente al de 14 elefantes africanos, por lo que se deduce que el animal pesaba al menos 100 toneladas”.

“Patagotitan Mayorum”, es el nombre que recibió, elegido por los científicos que realizaron el hallazgo. “Patago” hace referencia a la región Patagónica, “Titan” a lo que representa un titán para la mitología griega, mientras que “Mayorum” está relacionado con el apellido Mayo, que es el de la familia dueña del campo en el que se realizó el descubrimiento.

Lo llaman el “cacique” porque pertenece a la especie de los loncosaurios –en mapuche el lonco es el jefe-, los dinosaurios más grandes que jamás habitaron la Tierra.

El titán entre los titanes posicionó al Museo Paleontológico Egidio Feruglio de Trelew como un lugar de paso obligado para los científicos de todo el mundo que vienen a la Argentina a estudiar los dinosaurios de Sudamérica.  

Lo asombroso del Patagotitan no es su tamaño comparado con la magnitud de los otros dinosaurios gigantes; lo extraordinario de este hallazgo es que permitió reconstruir un esqueleto completo con el 70 por ciento de las piezas que fueron encontradas en el yacimiento.

El Patagotitan mayorum, herbívoro -pacífico al fin- era tan inmenso que los predadores no podían cazarlo. Es probable incluso que los dinosaurios carroñeros tuvieran que conformarse con devorar sus restos.

Las piezas originales del Patagotitan se conservan en el Museo Egidio Feruglio y pertenecen a la provincia de Chubut. El impacto internacional de este descubrimiento fue de tal magnitud que el Museo de Historia Natural de Nueva York, instaló una réplica de este dinosaurio que concentra las miradas de todo el mundo.

Foto: Joaquín Carreras

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba