PrensaTurismo

Punta verde, un paseo estratégico para conocer en San Antonio Oeste.

La playa que se transforma de acuerdo a las mareas.

Agreste, tranquila, con una arena densa y plagada de conchillas, sorprende con su belleza pintoresca e invita al relax. Así es Punta Verde, un sector ubicado a orillas de la ría de San Antonio, que es uno de los favoritos de los vecinos de la localidad, donde adoran dejar pasar las tardes rodeados de la naturaleza en estado puro que distingue al lugar.

Ubicada en las inmediaciones del Club Náutico, cuenta con un parador, en el lugar se ubica un poste kilométrico que indica la distancia a diferentes puntos del mundo.

A primera vista se percibe que la costa posee un paisaje completamente diferente. En toda su extensión, una sucesión de simpáticas sombrillitas de paja que ofrecen sombra e invitan a quedarse, junto al murmullo de las olas.

A través del tiempo, el sector, que fue ganando público, fue recientemente renovado incorporando veredas anchas, bancas, luminarias que hacen que el paseo tenga otra impronta.

Además, la ría, que los lugareños conocen como “marea”, no tiene la magnificencia del mar, pero guarda el encanto del agua mansa, que al romper en la costa se dispersa en pequeñas ondulaciones.

Se destaca el constante movimiento de las mareas que provocan que cambie indefectiblemente su paisaje todos los días. Cuando está la bajamar, queda un cauce del tamaño de un río, donde los conocedores y expertos pueden capturar peces y pulpos, y también es posible observar caballitos de mar, una especie única en el mundo. En cambio, en el momento de la subiente, se convierte en un mar amplio y calmo, con el agua templada y cristalina.

Es en ese lapso del día es cuando también se pueden contemplar los barcos pesqueros  que parten del muelle municipal que se halla algo más adentro de la ría, en busca de peces o langostinos. Lo mismo sucede cuando regresan de sus incursiones por el golfo San Matías con las bodegas cargadas.

Hay días en que coinciden las operaciones y quienes están en el lugar pueden ser testigos del desfile de embarcaciones. Como navegan a no más de 20 metros de la orilla tapizada de piedras, es posible distinguir las tareas que realizan los marineros en cubierta.

Sin dudas, esta playa es uno de los recorridos del fin de semana donde los sanantonienses se encuentran y disfrutan.

Por: Redacción

Fotos: Joaquín Carreras

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba