CulturaDeportesTurismo

Un manto blanco en el sur

Julieta Croce

Se hizo desear y finalmente apareció. A la espera de todos los turistas y residentes, este martes Bariloche amaneció con las calles, los tejidos de hoteles, y los autos cubiertos de un manto blanco.
Este es el paisaje que esperamos los amantes de los deportes de invierno y aunque se hizo esperar finalmente apareció.
Así que si estas en Bariloche o cerca, te contamos cuales son las excursiones a las que no tenes que dejar de ir para poder disfrutar al máximo de este lugar tan bello y encima todo nevado:

Excursión de Circuito Chico
Es el recorrido más tradicional de Bariloche, un paseo atrapante en el que la ciudad, los bosques, los lagos y las montañas se integran en un solo paisaje.
A través de su camino podemos pasar por playas como Playa Bonita o Bahía Serena, algunos miradores naturales, como Bahía López y Punto Panorámico, que son sin duda los lugares ideales para contemplar el maravilloso paisaje; Desde allí se puede ver el telesilla Cerro Campanario, la bahía de Llao Llao, el puerto de Pañuelo, entre otros lugares fascinantes.
Puede visitar Puerto Pañuelo, el Hotel Llao Llao y la Capilla de San Eduardo, que son atracciones únicas para los visitantes.
El Circuito Chico es un recorrido más que completo. Además del paisaje, hay una variada oferta de productos artesanales regionales: textiles, madera, velas, cerámica, cosméticos, entre otros.
Es un paseo para disfrutar y disfrutar. La belleza del paisaje está presente durante todo el recorrido.

Paseo en barco a Puerto Blest y Cascada de los Cántaros
Saliendo de Puerto Pañuelo se navega aproximadamente 1 hora por el brazo más importante del lago Nahuel Huapi: el Blest.
Pasando por el islote Centinela, donde descansan los restos del Perito Moreno, arribando a la Cascada de los Cántaros. Ascendiendo por un sendero escalonado se recorre la exuberante vegetación de la selva Valdiviana, hasta llegar al lago Cantaros (origen de la cascada) y a un alerce de 1.500 años.
Luego de descender y después de una corta navegación (5 minutos) llegamos a Puerto Blest, pudiendo visitar la bahía y el río Frías, de particulares aguas verdes, provenientes de uno de los glaciares del Cerro Tronador.

Caminata a Laguna congelada, por un bosque nevado de lengas
Un día completo para zambullirse en un extenso bosque nevado de lengas. Asombrarse con la quietud de la naturaleza. Degustar gastronomía regional y por supuesto divertirse en locos descensos en culipatines.
Nos recogerán por nuestros respectivos hoteles y viajamos 20 km hacia el Valle del Challhua-co y su asombroso bosque de Lengas, rincón ideal para realizar actividades recreativas de montaña.
Apto para todas las edades y disfrutar en familia, con amigos o en pareja.
Al llegar al refugio recibiremos la bienvenida y el guía nos contará la historia del lugar y cómo se desarrollará la salida.
Luego, iniciaremos la caminata hacia la Laguna Congelada.
En el camino, iremos descubriendo los diversos habitantes del bosque.
Haremos algunas paradas para tomar divertidas fotografías y jugar en la nieve.
El recorrido lleva poco más de una hora hasta llegar a la laguna, donde pasaremos un tiempo disfrutando de la paz del lugar y renovando energías con un alfajor artesanal y té saborizados.
De regreso al refugio nos esperará el almuerzo con entrada, plato principal y postre.
Después de almorzar, disfrutaremos de las pistas especialmente preparadas para hacer descensos en deslizadores plásticos, más conocidos como culipatines.
Finalmente, por la tarde, emprenderemos el regreso a la ciudad de Bariloche.

Esperamos que disfruten sus vacaciones en nuestra amada Patagonia.

Ph. Gabo Blasco

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba